28 oct. 2008

EL QAPIRY O LLAMA ARRIERO

EL Q´APIRI O LLAMA ARRIERO

Representación del Qápiri en el atrio principal de la iglesia de Antabamba. 

El Q`apiri o llama arriero de Antabamba, se celebra en el mes de julio agosto en la provincia de Antabamba como ofrenda de ritualidad, a los apus para la prescervación de los animales domésticos de pastoreo andino.
En la actualidad ya no se realiza la fiesta solo en algunas oportunidades se realizan representaciones o actuaciones en Antabamba

ORIGEN
El Q´apiry comúnmente conocido como “llama arriero”, tiene sus orígenes desde tiempos incaicos, de los pobladores andinos de nuestra región, quienes domesticaron a la llama, para aprovechar la carne de este camélido y los ejemplares machos los adiestran desde jóvenes a la carga y uso de indumentarias con que visten y las esquelas que llevan en el cuello colgados al pecho durante cada viaje.
El surgimiento de esta tradición, es una gran innovación a la actividad económica, del hombre andino, que permite la comercialización de productos de un lugar con otro y viceversa, este intercambio mutuo de productos se da entre la costa, sierra y selva.

Desarrollo
Los pobladores andinos se dedican al pastoreo de animales en especial de los camélidos sudamericanos, como (llamas, alpacas y ovinos) Durante los meses de julio, y agosto, de todos los años, en especial después de la cosecha, iban llevando sus productos de carne (charqui); sogas tejidos de costales, cueros, lanas y sal en piedra, que traían desde las minas de sal de puno. Estos se llevaban y siguen llevando a los pueblos del valle, para hacer intercambio del trueque, con productos como el maíz, papas, habas y otros enseres, una vez hecho el comercio retornan a su lugar de orígenes aprovisionados con sus pertrechos que les servirían para alimentarse durante el año.

La festividad
Aqui pasando por la ciudad de Antabamba cuesta arriba Calle Calvario.

El llama arriero costumbre tan ancestral,
aun perdura en nuestros días como una actividad económica
de los pobladores alto andinas de Antabamba.
El Qapiry, fiesta tradicional más conocido como “llama arriero”, celebración ancestral o ritualidad que se festejaba todos los años en Antabamba, hasta hace más tres décadas, allí resumen o simplifican toda las jornadas y trayectos rituales del recorrido de los arrieros andinos que usaban a los auquénidos machos como bestias de carga a lomo, para la comercialización de productos mediante el trueque. En la actualidad solo se realizan presentaciones teatrales en las fechas festivas de Antabamba, tratando de mantener las ritualidades y vestimenta, al mismo estilo que hacían la fiesta, con los mayordomos, y desde sus orígenes se ofrendaban a la pacha mama. A los apus guardianes de cada región. Y durante la colonia, los españoles imponen a esta práctica de religiosidad andina el cristianismo, con el objeto de extirpación de idolatrías, pero en la práctica estos perduraron como tal.

Descripción
En la actualidad esta tradición de los “llama arrieros” siguen desarrollando esta actividad económica, con el intercambio de productos mediante el trueque de producto a producto, y así durante los meses de julio agosto el pueblo de Antabamba se convierte en paso obligatorio de los “llamichos” así lo llaman los antabambinos, los encargados de esta costumbre usan sus vestimentas típicas con características completamente ecológicas, elaborados por ellos mismos, así como el sombrero de oveja y pantalón y camisón de bayeta elaborados y tejidos a mano y en telares rudimentarios, igualmente los chumpi que usan como correas, los ponchos amarrados a la espalda y las usutas.
Los animales, son escogidos machos fuertes y resistentes, adiestrados con mucha anterioridad, y en el viaje, durante sus rituales t´inkas les colocan cintas de colores llamados “reyatillos” de colores vistosos en las orejas, además de unas pecheras que le cubren el pecho adornados de coloridos, bordados que le dan una elegancia a las huacayas que además de la pechera llevan unas esquelas que suenan al compás del camino, que se escuchan a muchos kilómetros de distancia, por lo que podemos notar su presencia.

Importancia.
La importancia de esta tradición, consiste en que a pesar de los adelantos tecnológicos aun se practica hasta la fecha, como parte de la actividad económica del hombre andino antabambino, y las ritualidades mágico religiosas que se practicaban como parte de esta costumbre se tiene las festividades ya casi extinguidas que últimamente se reviven solo en las representaciones así como ejemplo en al aniversario de la provincia.

LOS CAMELIDOS
ORIGEN:
Los camélidos son animales de origen de América del Norte. Su aparición sobre la tierra se estima ocurrió hace entre 9 a 11 millones de años.
Posiblemente desde unos 3 millones de años, del (Pleistoceno) se produjeron grandes cambios climáticos que afectaron a la fauna y flora del hemisferio norte de América. Por las glaciaciones que provocaron el avance al sur del continente de los hielos del Polo Norte, iniciándose dos corrientes de migración de camélidos. Una se dirige hacia el Asia, a través del puente del Estrecho de Behring, llegando algunos grupos de animales hasta la actual Europa. Esta migración dio origen a los actuales camélidos de Eurasia: el camello (Camelus bactrianus) que posee dos jorobas y el dromedario (Camelus dromedarius) camello de una sola joroba.
Por la misma situación y en el mismo período, otra migración desplaza grupos de camélidos en un recorrido hacia el sur del continente americano. Estos animales dan origen desde aproximadamente 2 millones de años a los actuales guanacos alpacas y vicuñas que son camélidos silvestres autóctonos de América del sur.
Los fuertes cambios en el clima ocurridos en América del Norte y que provocaron estas migraciones, terminaron por extinguir los camélidos que permanecieron en esa porción del continente donde habían tenido su origen.

DOMESTICACIÓN:
Históricamente la domesticación de los camélidos dando origen a llamas y alpacas. Los camélidos fueron fundamentales para la dieta de los primitivos habitantes del suelo americano, nómades y de hábitos cazadores–recolectores. Estos animales figuran en numerosas pinturas rupestres donde aparecen muy bien representados en las escenas de cacería.
Aproximadamente 6,000 años antes del presente se sucede en Ayacucho el complejo Pikimachay. Ésa es una fecha clave en el proceso de domesticación, pues los artefactos líticos se encontraron asociados con restos de amaranto, calabazas, quinua, y posiblemente ají. En esta fase se define el inicio de la domesticación de la llama, que sería de gran trascendencia económica.
El mayor esplendor en la cría de camélidos se produjo simultáneamente con el desarrollo de la cultura Inca. Es durante ese tiempo cuando estos animales son criados en forma sistemática por el Estado, aplicando programas de selección y separación de rebaños por colores y características. El destino de los animales era variado: proveían carne, fibra, se los destinaba a carga y también se los empleaba asiduamente para ritos religiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario